Noticias

12 de noviembre de 2020

Tras 15 años de la publicación del minisitio original, Memoria Chilena presenta una actualización desarrollada en colaboración con los investigadores Pedro Álvarez Caselli y Carlos Montes de Oca.

MC0025884
MC0072116
MC0074215
MC0074499

El minisitio dedicado a la Editora Nacional Quimantú (1971-1973) tiene su primera actualización en 15 años dentro de Memoria Chilena. Tras su primera publicación en 2005, ahora se presenta una nueva investigación desarrollada en forma colaborativa con los investigadores Pedro Álvarez Caselli y Carlos Montes de Oca, en el marco del proyecto Fondart Nacional, folio N° 484986: "Quimantú. Producción gráfica 1971-1973". Con este, ya son 28 minisitios colaborativos los que Memoria Chilena ha trabajado con investigadores de otras instituciones, archivos y proyectos fuera de la Biblioteca Nacional, con el fin de diversificar sus contenidos y ampliar el lugar desde el cual se realiza la selección de los documentos que son digitalizados e incorporados al portal.

La nueva investigación reúne 25 libros que existían digitalizados en Memoria Chilena, dentro de otros minisitios y cápsulas, y que permiten profundizar en la historia de la Editora Quimantú y su relación con la Unidad Popular, la Historieta chilena y la Nueva Canción Chilena. Además, se incorporan nuevas digitalizaciones de portadas de revistas como Ahora, Saber comer... y vivir mejor, Onda, Cabrochico, Ramona y La firme, cuyos números completos se conservan en la sección Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de Chile.

Otra arista de la investigación, que surgió durante el proceso de edición y tras la reorganización de contenidos y objetos digitales, fue la necesidad de indagar en la idea de cultura durante la Unidad Popular, y en especial, a los dos conceptos que englobaba: por un lado, la idea de "cultura burguesa", a la que una porción de la población chilena no podía acceder; y por otro lado, la "cultura nueva", de creación colectiva o "popular", que relevó expresiones como la Nueva canción chilena, la cantata y el muralismo, entre otras. Memoria Chilena sitúa la compra de la Editorial Zig-Zag para constituir la Sociedad Empresa Editorial Quimantú Limitada como un intento de acercar la cultura letrada (libros y revistas) a la población por intermedio de la producción masiva, como parte de una exitosa política de democratización del libro y la lectura del gobierno de Salvador Allende. La empresa se sustentó económicamente por intermedio de la publicación de revistas y libros de su sello, así como de publicaciones de entidades privadas, y no recibió dinero del Estado.

Revistas y libros destacados

Alrededor de 35 imágenes fueron digitalizadas para este minisitio, usando una máquina digitalizadora Copibook Cobalt HD. El material se encontraba en 11 volúmenes empastados, que se conservaban en óptimas condiciones. Con estos documentos se complementan cápsulas con lahistoria de diferentes revistas y publicaciones de Quimantú. Ahora (1971) fue una revista semanal informativa del acontecer político nacional e internacional, que también cubrió temas culturales, de espectáculo y deportes. En sus páginas visibilizó medidas y mejoras en salud, educación, alimentación y vivienda.

Nosotros los chilenos fue una colección de libros que presentaron historias de vida y entrevistas para poner en manifiesto costumbres, identidades y oficios de los habitantes del territorio nacional. En la cápsula se pueden descargar ocho de esos libros.

Relativo a la historia de la historieta, destaca La firme (1971-1973) una revista que usó esta expresión con fines educativos y de propaganda, en 61 números publicados entre abril de 1971 y mayo de 1973. Fue impulsada por Alberto Vivanco, Jorge Vivanco (Pepe Huinca) y Hernán Vidal (Hervi). La Firme no contaba hasta ahora con un registro de autoridad normalizado en la Biblioteca Nacional de Chile, por lo que se creó uno en el listado de autoridades de Memoria Chilena.

Las publicaciones de Quimantú se diversificaron para públicos específicos: para lectores juveniles se editó la revista Onda (1971-1973), con énfasis en contenidos musicales, pero que también ofreció información de contingencia nacional e internacional; la revista Cabrochico (1971-1972), creada dentro de la División de Publicaciones Infantiles y Educativas de Quimantú, buscó entregar historietas cercanas a la realidad social chilena, con arquetipos infantiles que se desmarcaban de la prevalencia cultural de publicaciones del mundo Disney; la colección Cuncuna fue creada para niños y niños en etapa preescolar y estuvo compuesta por dos series: Cuncuna Cuentos y Cuncuna Pintamonos. Cuatro libros de cuentos tradicionales se pueden descargar en Memoria Chilena.

MC0030443
MC0074534

Recuerda visitar nuestros minisitios de octubre:

El Congreso Nacional de Chile (1811-1925)

Desde sus orígenes, el Congreso Nacional se constituyó como una de las instituciones políticas más importantes del país. Durante el siglo XIX cumplió un rol legislador y fue utilizado para mediar las disputas entre liberales y conservadores. Hacia fines del siglo se consolidó por sobre la figura presidencial, a través de un sistema parlamentarista que perduró hasta 1925. Desde ese momento comenzó a cumplir un rol de colegislador en conjunto con el presidente de la República.

La cuestión de la mujer en la prensa chilena (1840-1890)

Durante la segunda mitad del siglo XIX, en la prensa chilena, el tema o la cuestión de la mujer fue abordado desde distintas aristas, tanto entre los letrados liberales como, de manera paralela, por diversas voces de mujeres en publicaciones periódicas en las que colaboraron, fueron editoras o directoras.

Recursos asociados